25/02/2014

¿Cómo conseguir mayor compromiso de los empleados?

¿Cuántas personas no rinden completamente en tu empresa? ¿Cómo puedo conseguir un mayor compromiso de los empleados? En Estados Unidos, Gallup ha calculado que de 100 millones de personas empleadas a tiempo completo, solo el 30% trabaja con dedicación e inspiración. Es decir, 70 millones de trabajadores están “desconectados” o simplemente no comprometidos mientras dura su jornada laboral.
 
George Chavel, consejero delegado de Sodexo EEUU, en la presentación de Workplace Trends 2014 argumenta que aunque el "compromiso" pueda sonar a jerga corporativa, es cuestión de sentido común. “Algunas personas disfrutan en sus puestos de trabajo, mientras que otras no, y por este hecho no son tan productivas. Desde este punto de vista, el compromiso del empleado debe ser reconocido como un elemento esencial para la cultura corporativa, con consecuencias financieras significativas”.
 
¿Cuán significativas son? Chavel vuelve a los resultados de Gallup: Los líderes ‘rompecompromisos’, aquellos que no motivan ni inspiran a sus equipos, cuyo resultado es un ambiente de apatía, se estima que le cuestan a Estados Unidos entre unos 450 mil millones dólares a 550 mil millones anuales. A muchos ejecutivos no les gustará imaginar qué parte de sus ingresos pierden por la improductividad asociada a esa apatía.
 
Sin embargo, es posible combatir esta tendencia. En el futuro, cada vez más empresas atribuirán su éxito a una idea que poco a poco se está imponiendo: no contratar personas comprometidas, sino comprometerlas. Y la clave para la creación de su compromiso es entender la forma de mejorar no sólo su productividad, sino también su calidad de vida. El lugar de trabajo futuro será un lugar con vida y de vida.
 
Por ello, las empresas innovadoras diseñarán employee-centric, espacios de trabajo y edificios de oficinas, donde la persona sea el centro. El ambiente estará pensado como una parte importante de la experiencia del empleado, facilitando la productividad, el trabajo y la inspiración. Esos espacios utilizarán menos energía, serán más naturales, conectados con el medio ambiente, libres de toxicidad y productos químicos. Las empresas también emplearán más tiempo en el desarrollo de sus empleados con una perspectiva global, con la incorporación de juegos para la formación de los mismos, con procesos que no les abrumen con saturación informativa. Adoptarán un enfoque integral del bienestar y salud de los trabajadores. De manera que los empleados se puedan centrar en hacer un trabajo significativo para su comunidad.
 
Las empresas buscarán socios que les ayuden a capitalizar estas tendencias laborales. Los equipos directivos se preguntarán, "¿Cómo podemos ayudar a nuestros empleados para que se sientan más conectados con su trabajo y nuestra misión?". El éxito se verá en el profundo impacto que tendrá en la calidad de vida de las personas y por el gran retorno de la inversión que con esta visión se logrará.
 
Fuente imagen: bewinca