Salario en especie

El salario en especie es la parte del paquete retributivo no monetario que la empresa otorga a sus empleados por diversos motivos: bien por su cultura retributiva, bien por convenio o porque durante la negociación del contrato así lo han acordado.

Sin embargo, en ocasiones se confunde con un beneficio social o con la retribución flexible.

¿Qué es el salario en especie?

Mediante el salario en especie apoyado en planes de retribución flexible, la empresa mejora el paquete retributivo de sus empleados doblemente: por los servicios incluidos, además del salario bruto, y por las ventajas fiscales que pueden tener.

Tal y como cita la Ley, la retribución flexible no debe ser confundida ni con beneficios sociales, ni con retribución variable. Cuando el pagador de las rentas entregue al contribuyente importes en metálico para que éste adquiera los bienes, derechos o servicios, la renta tendrá la consideración de dineraria.

 

“La retribución flexible no debe ser confundida ni con beneficios sociales, ni con retribución variable”

 

Beneficios sociales vs retribución flexible

En el caso de los beneficios sociales, son servicios que la empresa ofrece a sus empleados como retribución no monetaria y que, al contrario que la retribución flexible, son un complemento añadido a sus sueldos. En cambio, en el caso de la retribución flexible la empresa proporciona a cada empleado la posibilidad de elegir qué parte de su retribución (sueldo) quiere seguir recibiendo como salario monetario y qué parte desea percibir en productos o servicios.

Retribución variable vs retribución flexible

La retribución variable se refiere a la compensación por resultados, mientras que la flexible se define como una estrategia de compensación total que permite al empleado elegir cómo quiere ser retribuido.

Retribucion flexible

¿Qué es la retribución flexible y cómo funciona?

La retribución flexible es la fórmula que permite a los empleados percibir parte de su retribución anual (el pago en especie no puede superar el 30% del salario bruto) a través de una serie de servicios que tienen ventajas fiscales, de forma que les permiten aumentar su poder adquisitivo y ahorrar en su día a día, como es el pago de la  comida diaria, ayudas para la guardería, el transporte, la formación o un seguro de salud. En la retribución flexible la empresa ofrece al trabajador distintos paquetes y el trabajador es quien elige el que mejor se adapta a sus necesidades.

Descárgate la normativa fiscal vigente

 

“La retribución flexible es una de las fórmulas que los departamentos de Recursos Humanos utilizan para atraer, retener y motivar al personal, además de ser una de las claves para aumentar el compromiso de los empleados”

 

Un salario en especie con modalidad de retribución flexible permite a los beneficiarios rentabilizar al máximo su salario y ahorrar, gracias a las ventajas fiscales de estos servicios de primera necesidad, sin que afecte a la cotización a la seguridad social ni a la nómina.

“El empleado obtiene un ahorro en servicios de uso cotidiano (comida, transporte público y guardería, por ejemplo), al quedar con este sistema exentos de IRPF”.

Beneficios de la Retribución Flexible

Para la empresa

  • Aumenta el poder adquisitivo del trabajador sin elevar costes salariales para la empresa. Ante la dificultad que las empresas se encuentran en ocasiones para subir salarios, con la retribución flexible pueden ofrecer a sus empleados una serie de servicios fiscalmente ventajosos que les permita ahorrar.
  • Mejora la conciliación laboral. Estos servicios, además de resultar provechosos en el momento de pagar impuestos, optimizan la conciliación laboral de los trabajadores, lo que redunda en un mejor ambiente en el entorno de trabajo.
  • Una mayor motivación de los empleados. Los empleados motivados y comprometidos con la empresa no solo son más resolutivos, sino que además consiguen unos ratios de productividad mayores. A fin de cuentas, es más importante la calidad del trabajo que el tiempo que se invierte en realizarlo. Este compromiso se traduce a su vez en la fidelización del trabajador.

Para el empleado

  • Menos impuestos. Una vez que los servicios en especie son ingresados en la nómina del empleado, se descuentan del salario bruto. El empleado obtiene un ahorro de importante en servicios de uso cotidiano (comida, transporte público y guardería al quedar con este sistema exento de IRPF). Esto significa que a la hora de hacer la declaración de la renta, la base imponible será menor.
  • Mejora la calidad de vida. El equilibrio es un aspecto clave para mejorar la vida de las personas. Con un plan de retribución flexible, el trabajador no solo tiene un mayor poder adquisitivo, primer elemento para mejorar la calidad de vida, sino que además cuenta con servicios de primera necesidad (comida, guardería, transporte… ) que hacen más sencillo su día a día.

Retribución Flexible de Sodexo

sodexo flexible

 

En Sodexo podemos ayudarte a construir un plan de Retribución Flexible para tus empleados.

Gracias a nuestra plataforma online podrás gestionar cómodamente el Plan de Retribución Flexible de tu empresa: crea colectivos personalizados, añadir servicios, realizar comunicaciones a los empleados, realizar pedidos, extraer informes, etc.

Servicios Sodexo exentos de IRPF*

Ayuda para el pago de la comida diaria. Exento de IRPF hasta 11 €/día laborable.
Ayuda para el pago de la escuela infantil. Exento de IRPF en su totalidad.
Ayuda para el pago del transporte diario al trabajo. Exento de IRPF hasta 1.500€/año (136,36€/mes).
Ayuda para la formación destinado a la actualización de las actividades profesionales. Sin límite de exención.
Sodexo incluye el seguro de salud que su empresa tenga contratado. Exento de IRPF hasta 500€ por asegurado al año.

* Servicios exentos de IRPF (Territorio común). LIRPF 35/2006 y RIRPF 439/2007